parcs de les olors como lo hacemos

Proponemos un modelo de desarrollo rural sostenible. Zonas rurales marginales, pero situadas en lugares accesibles y de interés paisajístico, pueden encontrar en la creación de un Parc de les Olors una manera de revalorizarlos mediante una inversión asequible y una intervención mínima.

El cultivo que se efectúa en cada Parc responde a los criterios de la agricultura ecológica.

Cada entorno, cada emprendedor/a y cada instalación tienen características propias que enriquecen en todos los sentidos el conjunto de la Red.

Se trata de conservar el concepto, el sistema de organización y el rigor que aporta la marca, pero, a su vez, tanto en el diseño de cada parque como en su programa de actividades y productos, se preveen las adaptaciones necesarias relacionadas con el mismo entorno: el paisaje y el clima específicos, el espacio disponible, la localización, el modelo de gestión y el mercado.
Los responsables de cada Parc de les Olors son emprendedores/as, coordinados y asesorados por la empresa creadora, que actúa como eje central de una estructura empresarial en red, colaboradora y organizada como franquicia social.

El establecimiento de puentes y oportunidades directas entre productores y consumidores se refuerza porque cada Parc de les Olors es un jardín visitable, donde se pueden realizar visitas guiadas, talleres, cursos etc. Asimismo, se pueden comprar los productos de la marca en la misma agrotienda de cada parque.

Contemplamos la efectividad de la colaboración entre la industria y los productores mediante la aplicación de programas de responsabilidad social y ambiental. Entendemos que la mejor estrategia para acrecentar el sector económico vinculado a la producción y procesado de plantas aromáticas, medicinales y culinarias de cultivo ecológico en Catalunya es juntando esfuerzos. Si lo conseguimos, todos saldremos ganando.